Las conductas abusivas hacia las personas adultas mayores, son una clara violación a los derechos humanos, los cuales son universales e inherentes a todas las personas. El envejecimiento de la población plantea nuevos desafíos para el cumplimiento de los compromisos internacionales sobre derechos humanos, por lo que el Estado debe actuar para garantizarlos, tutelarlos, protegerlos y resguardarlos.

Mediante los proyectos, programas y servicios institucionales, se realizan esfuerzos constantes y decididos para asistir y atender de manera inmediata a este grupo de la población. Asimismo se trabaja en diferentes iniciativas de promoción y prevención necesarias para erradicar toda forma de violencia hacia las personas adultas mayores.

El CONAPAM en coordinación con instituciones públicas y privadas ejecuta e impulsa el fortalecimiento de los mecanismos de detección y atención a la violencia intrafamiliar, el abuso y el maltrato a las personas adultas mayores en todo el país con el fin de proteger y fomentar los derechos referidos en la Ley Integral para la Persona Adulta Mayor y en el ordenamiento jurídico en general.